Lo que siempre te quise decir antes de que me dejaras

Por: Karla Herrera Martínez octubre 9, 2017

Recuerdo aquel día como si hubiera sido ayer, resulta irónico porque siempre fui de esas personas que juzgaban a los demás cuando aseguraban casi colapsar de amor al terminar una relación. Si hubiera sabido lo que estaba a punto de sucederme, jamás lo hubiera hecho. Justo por eso, a veces creo que es karma puro.

Me dejaste, así sin más. Tus explicaciones me resultaron sin sentido en su momento o en realidad siguen siendo obsoletas a mi raciocinio. He pasado noches completas analizando posibles situaciones que en verdad me brinden tranquilidad y así me sea posible comprender por qué decidiste irte, pero éstas no llegan.

Por dignidad, traté de no ser como esas personas a las que tanto juzgué cuando “morían de amor”, pero cuando tienes el corazón roto, es de esas cosas que no se pueden ocultar. Sin que lo cuentes, las personas se percatan de ello y comienzan a cuestionarte. ¿Cómo se dan cuenta? No lo sé, quizá son las ojeras que predominan en tu mirar, el brillo nulo en tus ojos, el poco interés por situaciones que antes te emocionaban o quizá porque vas caminando así, sin energía.

Amor
Vía Tumblr Allofme–loves–allofyou

Sin embargo, después de tantas lágrimas y superar esas noches de insomnio total, al fin entendí. Acepté que ya no estabas ahí para abrazarme cuando tenía frío ni para contarte las cosas buenas que me pasaban durante el día; y es que, cuando me ocurría algo, eras la persona que venía a mi mente para contarle y escuchar de ti una felicitación, palabra de aliento o algo que me hiciera saber que todo estaría bien.

Me quedé con muchas ganas de vivir y sentir contigo, nos faltaron horas, risas y muchos “te amo”. Pese a ello, en el camino aprendí que respetar tus decisiones, me gustaran o no, también era un acto de amor y yo te amo, pero hay cosas que siempre te quise decir antes de que me dejaras.


Eres la persona que más he amado en el mundo

Salí con algunos chicos antes de conocerte porque necesitaba aprender a distinguir lo que esperaba de una persona. Tampoco te voy a mentir, encontré buenas compañías, pero jamás me sentí tan cómoda con alguien como me sentía contigo. No entiendo qué es lo que tenías, pero era un tipo de magia que me hacía sentir plena, incluso desde el primer momento en que nos conocimos porque era como si hubiéramos estado juntos durante años. No puedo explicarlo, es complicado, pero justo esa extraña sensación me hace decir con seguridad que eres el hombre que más he amado en el mundo.

Amor
Vía i.pinimg.com


Te convertiste en mi motor

Sin darme cuenta te volviste mi inspiración para enfrentar cada obstáculo que se me ponía enfrente y para atreverme a emprender nuevos caminos con el pie derecho. Quería que te sintieras orgulloso de mí, comenzar a conjugar pequeños logros para mí y para ti, y sin tus palabras de aliento, posiblemente nunca me hubiera atrevido. Gracias.

Amor

Vía pinimg.com

Quería pasar el resto de mi vida contigo

Jamás, pero en realidad absolutamente nunca alguien me había hecho pensar tan seriamente a futuro. En todo momento me mantuve fija la idea de no casarme ni hacer todos aquellos rituales clásicos; sin embargo, tú lograste que esas ideas se presentaran y adquirieran más sentido que nunca. Si de algo estaba absolutamente segura, era de querer pasar el resto de mi vida contigo. Nunca te imaginé lejos, jamás visualicé mi vida sin ti, pues ya eras parte de ella… pero después quién lo diría.

Amor
Vía Instagram redleafstudios

Siempre te voy a querer

Independientemente de lo que suceda, te puedo decir con seguridad una y otra vez: te voy a querer hasta que me muera. No sé lo que pasará, si más adelante conozcas al verdadero amor de tu vida, si yo conozca a otra persona o simplemente permanezca sola, pero ten la seguridad de que siempre habrá un pedazo de mi alma que te acompañe, ¡siempre!

Amor
Vía pinimg.com

Perdón si no te dije esto cuando aún estaba a tiempo, pero bien dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde y yo te perdí…

Ahora, sólo me resta agradecerte por regalarme los mejores días de mi existir. Te perdono y también pido que me perdones en caso de que haya algo que perdonar. Vuela lejos y siempre sueña alto, tal y como me enseñaste a hacerlo. Toda la vida estaré aquí.

historias-fiufiu

TAGS: historias de vida Mujeres de valor pareja

HISTORIAS RELACIONADAS