Girl On Hiking Trip Enjoying The View

Sin miedo a la vejez

Por: Dafne Ruiz noviembre 14, 2016

Una de las más grandes angustias que tenemos después de los 25 es la llegada imparable de la temible vejez. Conforme pasan los años, la edad nos va cobrando la factura de todo lo que no nos cuidamos, de aquello que no creímos que iba a tener consecuencia. Para muchas, mirarse al espejo y descubrir su primera arruga, cana (aunque pueden aparecer desde la adolescencia) o alguna mancha se convierte en un ataque de pánico. Es perfectamente entendible porque creemos –erróneamente– que los días de nuestra belleza están contados, pues lo asociamos con la juventud. Y no es así. ¿Lista para envejecer sin miedo y con gracia?

Como los buenos vinos
Por supuesto que has notado cómo hay mujeres que se vuelven mucho más atractivas e interesantes con el paso de los años. Ese “algo” que las vuelve un imán a la vista puede deberse a su genética, sin embargo, puedes apostar que tanto la seguridad y experiencia de vida también jugaron un importante papel en este efectivo añejamiento. Cada etapa tiene lo suyo y muchas de las mamás de mis amigas me han asegurado que hasta después de los 40 se sintieron en plenitud, ¡mejor que nunca!

Woman holding antique watch in her hand.

Aguas con el bisturí
Ahí tienes a Renée Zellweger. Y no es que sea un caso de fracaso (pues en absoluto quedó como un monstruo), pero su rostro cambió a tal grado de verse joven, pero completamente diferente. Desde mi punto de vista, a nadie le gustaría renunciar a su rostro. Cuando la gente no te reconoce, no implica precisamente que algo hiciste bien. Mi recomendación es cuidarte lo más que puedas con productos anti-edad para que el último recurso sea el bótox o la cirugía plástica.

Ojo con esas zonas
Además de tu rostro (el cual tiene tu total atención, ¿verdad?), existen otras partes del cuerpo que en algún momento denotarán tu verdadera edad. Si pensaste en el cuello y el escote, acertaste, pero estás olvidando otras. ¿Te has fijado en las alfombras rojas cómo muchas celebridades se ven increíble, pero con unas manos de manos arrugadas? Mismo caso que los pies. Un mantenimiento adecuado es lo que se necesita para que todo se vea parejo al llegar a la vejez.

Cuestión de fidelidad
Recuerda siempre quién eres y cuál es tu estilo. No lo cambies, adáptalo. Entrar a la vejez no significa que tienes que vestirte de forma aburrida o como una abuelita tradicional. La moda no tiene fecha de caducidad, ni te excluye por ser “vieja”, y quien se atreva a pensarlo que primero se lo diga a la modelo de 85 años, Carmen Dell’Orefice. A diferencia de otras mujeres que, conforme avanzan los años, se tiran al abandono, tú comprométete a hacer lo contrario.

Los 50 serán los nuevos 20
Me da ternura escuchar a chavitas de 25 años decir que ya están viejas (¿lo has sentido?). Entrar al “tercer piso” (en los 30) cada vez es menos doloroso y más emocionante, porque te das cuenta de que sigues siendo joven, pero con mayor poder adquisitivo y sabiduría.

The elderly woman washes in the cask

Es chistoso después ver que cada década se transforma en “los nuevos 20”, porque al final, todo es cuestión de actitud. Ser joven justo radica en eso. Mientras te cuides en general (dieta saludable, ejercicio) y alimentes tu espíritu, al igual que a tu niña interior, el mundo te seguirá sorprendiendo y nunca te sentirás senil.

historias-fiufiu

TAGS: cuidado de la piel empoderamiento lifestyle tips de belleza

HISTORIAS RELACIONADAS