Vivir sola

Momentos que debes pasar para poder irte a vivir sola

Por: Karla Herrera agosto 16, 2017

Todos, pero absolutamente todos, tenemos sueños en esta vida. Cada vez que suena la alarma y tomas fuerza para poner el primer pie sobre el suelo es porque la vida te ha puesto un cometido que has aceptado con gusto para vivir y que se ha convertido en una meta personal a la cual quieres llegar, cueste lo que cueste.

Sin embargo, llega una etapa muy peculiar y difícil en la que te sitúas entre el límite de ser la joven que vive en casa de sus papás y el adulto responsable que está a punto de enfrentarse al mundo: cuando quieres irte a vivir sola.

Libro

Vía Cultura Colectiva

Terminas la universidad y te quieres comer al mundo, no basta con caminar porque quieres volar. Piensas que si fuiste capaz de soportar noches de desvelo, comidas a deshoras y fines de semana encerrada en casa para entregar la tarea perfecta, entonces, puedes encarar sin problema todo lo que se aproxime.

Sí, terminar una carrera universitaria es un gran logro, de los más importantes en tu vida, pero hay otros momentos que debes pasar para saber si serás capaz de poder vivir sola; si superas éstos, sabrás que estás lista.

Necesitas tu espacio personal

Quizá el primer motivo por el cual la idea de irte a vivir sola comienza a rondar tu cabeza es la necesidad de tener tu propio espacio. Vivir en casa de tus padres es cómodo, pero quieres decorar a tu gusto, entrar y salir sin necesidad de dar explicaciones forzadas, acomodar los muebles como mejor te plazca o simplemente encontrar un momento de silencio para ti y tu interior.

cafe
Vía Pinterest Deli Delicious

Eres de alma independiente

Si hay que cambiar un foco, tú lo haces, no necesitas gritarle a alguien para que venga a rescatarte ante cualquier situación que te ponga en aprietos. Tienes la experiencia suficiente para poder resolver embrollos cotidianos que ponen a prueba tu paciencia, pero que te harán casi autosuficiente cuando sales exitosa de ellos.

Libertad
Vía Cultura Colectiva

Quieres aprender nuevas cosas

Un poco relacionado al punto anterior, pero aquí no basta con saber arreglar los problemas, sino que debes tener disposición para aprender lo que no sabes hacer. Por ejemplo, ¿qué pasaría si un día se te acaba el gas? Tienes que pensar rápidamente en una solución y tener siempre listo un plan B.

Libertad
Vía Myroomonthethirdfloor.com

Ya tienes trabajo

Este punto es el más importante de todos. Cuando comienzas a percibir un sueldo, es más fácil que te aventures en muchos aspectos, la solvencia económica siempre brinda seguridad. No tiene sentido “independizarte”, si piensas seguir de pie gracias a tu familia.

Trabajo
Vía Pinterest WeWork

Tienes tu primera relación estable

La “cosquillita” de irte a vivir sola también aparece cuando tienes tu primera relación estable y sin quererlo, comienzas a visualizar tu futuro. Te sientes realizada, plena y libre, con ganas de hacer tus propias cosas y así como tu relación, comenzar a formalizar otros aspectos de tu vida.

Amor
Vía Upsocl

Sabes administrar tus gastos

Aprendes a poner prioridad a lo que realmente necesitas basándote en su funcionalidad y no te dejas traicionar por ese instinto que dice: “quiero, quiero”. Saber detectar estas situaciones es sinónimo de una cualidad que le cuesta mucho a trabajo a todos: administrar el dinero.

Libertad
Vía Cultura Colectiva

Hay mil motivos adicionales de los que depende dar un paso tan importante, mismos que marcarán tu vida, pues no es una decisión que se tome a la ligera. Si inicialmente crees que cumples con algunos de estos requisitos, entonces, concéntrate en conseguir lo que sigue para estar más cerca de la meta.

No te precipites, quizá suene muy repetitivo y te lo han dicho más de dos personas, pero todo se va acomodando a su ritmo dependiendo de las circunstancias y cuando estés lista la vida jugará a tu favor para que cuando menos lo esperes, te encuentres sola en tu casa, pintando las paredes de tu color favorito.

historias-fiufiu

TAGS: desarrollo profesional familia lifestyle

HISTORIAS RELACIONADAS